The HeadquartersCorporate ProfileThe OrganisationFIVB Story
Volleyball StoryChronological HighlightsBeach Volleyball OriginsRulesFundamentals
CompetitionsCalendarWorld RankingsOfficial RulesOfficial FormsVolleyball Story
CompetitionsPlayer BiosWorld RankingsRulesFormsBeach Volleyball OriginsRefereeing
Volleyball Cooperation Programme (VCP)Development CentresTechnical e-libraryTechnical Video EvaluationU-VolleyInternational CooperationMini/School VolleyballPark Volley
Contact l RSS RSS Facebook Twitter YouTube l Login
NEWS

Entrenar a Argentina es un desafío y un deber, dice un apasionado Julio Velasco

 
El entrenador Julio Velasco tomó el mayor desafío y un deber de su carrera - conducir a su natal Argentina en su primera prueba - la Liga Mundial de Voleibol FIVB
 

Lausana, Suiza, 11 de junio 2014 - La leyenda del voleibol argentino Julio Velasco pone toda su carrera en perspectiva - sus influencias, la época de oro en Italia, las relaciones con Irán, y sus objetivos de su más reciente hazaña conduciendo a su país natal, Argentina, en la Liga Mundial de Voleibol FIVB.

Desafío es una palabra constante en el vocabulario de Julio Velasco, es casi parte del aire que respira este miembro del Salón de la Fama. Velasco es conocido en todo el mundo después de convertirse en uno de los entrenadores más victoriosos y llevando al equipo masculino italiano a una potencia de voleibol. Velasco recogió éxitos allí donde él trabajó, ya sea en clubes de o equipos nacionales.

Velasco en sus primeros días perfeccionó sus habilidades de enseñanza y estableció una filosofía atemporal que se aplica constantemente en todas sus hazañas de coaching.

La FIVB eligió el argentino de 62 años de edad, como el mejor entrenador del siglo 20. Su último logro fue guiando el equipo nacional de Irán masculino a dos medallas de oro continentales y superando casi todos los equipo de la parte superior en el mundo.

Para su propia sorpresa, después de 31 años que viven en el extranjero, recibió una invitación de la Federación del Voleibol Argentino para ser el entrenador del equipo masculino.

"Es una gran alegría, pero al mismo tiempo, también es un desafío y un deber muy importante.", Dijo Velasco. "Creo que le debo algo a la Argentina porque mi país me ha dado muchas cosas."

El entrenador brillante tomó algo de tiempo para una sesión Q & A (Pregunta / Respuesta) de compartir su historia de convertirse en uno de los mejores entrenadores del mundo y la forma en que iniciará un recorrido renovado con Argentina en la Liga Mundial FIVB.

P1: ¿Cómo empezaste tu carrera como entrenador y que fueron tus principales influencias?

Velasco: "Empecé a enseñar voleibol para un grupo de chicos de mi ciudad natal, La Plata, en un club llamado Estudiantes de La Plata. Luego me fui a Buenos Aires, a un equipo de la cuarta división del club local. Más tarde estaba enseñando a los niños a jugar al voleibol en dos clubes en Buenos Aires - Gimnasia y Esgrima y Ferrocarril Oeste. Fue una experiencia muy importante trabajar con los niños como entrenador porque la parte didáctica y metodológica me ayudó mucho.

"Mi primera influencia fue mi entrenador Jorge Taboada," añadió Velasco. "Otra influencia importante que recuerdo fue en 1974, durante el Campeonato Mundial en México, cuando Argentina envió a 27 entrenadores y tres jugadores - que fue el primer cambio importante en el voleibol argentino en el plano internacional.

"Mi entrenador fue uno de los que regresaron con películas de algunos equipos como Rusia, Polonia y Japón, entre otros. Recuerdo que teníamos un gran debate en ese entonces, a algunos les encantó el juego de velocidad de Japón, como mi entrenador, y los demás eran muy aficionados a el estilo utilizado por la antigua Alemania del Este y la Unión Soviética - equipos que jugaron con más fuerza, una mejor técnica, y altura. He participado en esas discusiones acerca de jugar rápido o tener una buena técnica y una fuerte preparación física.

"Me di cuenta de que no tengo que elegir entre los dos sistemas. Así que decidí armar los sistemas de estas dos influencias - juego ortodoxo de Juan Carlos Enseñat que impedía errores, y el concepto de jugar el juego de velocidad de Taboada.

"Comencé a trabajar para unir a estos dos estilos. Cuando empecé a viajar por el mundo con el equipo nacional en 1981, con un aprendizaje muy significativo como asistente del entrenador a Young Wan Sohn, vi del todo lo que sucedía en el voleibol internacional. En aquel entonces, yo copié a varios equipos y tuve la oportunidad de conocer a todos los jugadores - de sus métodos de entrenamiento para sus estilos de juego.

"Luego me mudé a Italia y empecé mis aprendizajes de los entrenadores Carmelo Pittera y Silvano Prandi. He adaptado a sus enfoques y aprendí de ellos. La último gran influencia vino de los Estados Unidos, que dominó la competición en ese entonces, con una nueva teoría general del entrenamiento y el motor. Era muy diferente de los que se utilizan en Europa y Argentina. El boleibol brasileño tuvo una fuerte influencia en el voleibol argentino. Todos los años, los equipos, como la Unión Soviética, Estados Unidos, Brasil y Polonia eran las mayores influencias".

P2: ¿Diría usted que los resultados obtenidos por el equipo nacional masculino italiano representan el punto culminante de su carrera?

Velasco: "Obviamente que sí, si estuviéramos mirando a los resultados - dos Campeonatos Mundiales, tres títulos europeos, cinco títulos de Ligas Mundiales, una Copa del Mundo, y una medalla de plata olímpica en Atlanta 1996 - aunque estos no fueron los momentos más altos en términos de cambiar la suerte de los equipos que realmente aprecio. Las experiencias que tuve en España y especialmente Irán fueron muy importantes para mí.

"El entrenamiento de la selección nacional iraní, fue todo un reto ya que había diferencias en los aspectos culturales y metodológicos, incluyendo el trabajo de motivación y técnica que se puede aplicar en otro entorno. Creo que mi experiencia con Irán - ganar dos Campeonatos de Asia en un país que nunca había ganado ese torneo, entrar en la Liga Mundial, obteniendo muy buenos resultados contra los mejores equipos del mundo - es uno de los puntos más altos en mi carrera que es comparable (para aquellos con el equipo italiano) cuando se trata de satisfacción".

P3: ¿Cual señala usted como el principal logro en cada uno de los equipos que entrenó?

Velasco: "Siempre busco el equilibrio en mis equipos. Espero que cometan menos errores y también sean creativos sin importar si están sirviendo o esperando la recepción, utilizando la fuerza y ​​la técnica. También me ocupo de las habilidades individuales de los jugadores, para estimular sus puntos fuertes y sus puntos débiles para arreglar para que puedan llegar a ser mejores atletas.

"Tuve la oportunidad de hacer esto en aquellos países en los que he trabajado durante un período más largo. Tuve la oportunidad de hacerlo en la Liga italiana - la consecución de cuatro títulos consecutivos sin jugadores extranjeros era algo sin precedentes. Siempre he tratado de combinar la mejora individual de los jugadores con el desarrollo del equipo."

P4: Con una carrera que abarca cuatro décadas, que significa que finalmente dirija a la selección nacional de su país?

Velasco: "Pensé que nunca iba a suceder, he aceptado esa situación porque el voleibol me dio más de lo que he soñado. Definitivamente pensé que siempre sería una situación pendiente, pero luego finalmente llegó inesperadamente.

"Es una gran alegría después de 31 años, por fin poder pasar la mayor parte del año en Argentina, pero al mismo tiempo, también es un desafío y un deber muy importante. Creo que le debo algo a la Argentina porque mi país me ha dado muchas cosas como la educación pública gratuita, me dio experiencia y también me enseñó a jugar al voleibol, y en un momento, servir en el equipo nacional.

"Me encantó la idea de ser capaz de pasar mi conocimiento y experiencia para el voleibol argentino. Al igual que en Irán, donde he desarrollado fuertes lazos en ese país, nunca me habría ido si no fuera por Argentina. Ningún otro país en el mundo me habría hecho renunciar al programa con Irán. Italia es un país que amo profundamente, es el lugar donde vivo, donde mis hijos y nietos viven, pero Argentina es mi patria. Compartir mis experiencias a la Argentina es "el desafío de todos los desafíos", pero voy a continuar este esfuerzo no para mí por mi carrera, sino para dar de vuelta a la Argentina, lo que tanto me ha dado."

P5: ¿Ha pensado en aceptar la llamada de la federación y los aficionados locales iraní, y continuar su trabajo con Irán en lugar de moverse a la Argentina?

Velasco: "Desde que Argentina me dio la oportunidad, yo estaba seguro de que la federación iraní iba a permitir que volviera a mi país. Creo que conozco a los iraníes lo suficiente y tienen un gran amor por su país y siempre creí que sería entendido, de la misma manera, no habrían aceptado si me fuera a otro país porque están verdaderamente comprometidos y decididos.

"Los iraníes sabían que iba a recibir menos dinero en la Argentina, pero se dieron cuenta de que quería volver a mi país después de tantos años. El presidente (de la federación iraní) Mohammad Reza Davarzani hizo todo lo posible para que me quedara en Irán, pero finalmente entendió. Me gustan mucho porque estaban preocupados acerca de todo, y fueron muy receptivos a mí y nos proporcionó todo lo que necesitaba.

"Ellos me desafiaron al proponer ayudar a clasificarlos para los Juegos Olímpicos y hacer historia en Irán. Me duele mucho, porque tenía muchas ganas de hacerlo, pero por otro lado, el presidente Davarzani entendió que era una situación difícil para mí.

"Es muy importante para mí que antes de retirarme, tener la oportunidad de entrenar a mi país, ellos aceptaron, así que nunca podré dejar de darles las gracias por eso. Hablamos con el presidente de la Federación de Voleibol de Argentina(FeVA), Juan Antonio Gutiérrez, y estuvo de acuerdo en que sería muy importante ayudar también a los iraníes cada vez que necesitasen”.

P6: Aunque Irán tiene equipos ya fuertes en la categoría juvenil, no tenían resultados significativos en el voleibol senior hasta hace poco. ¿Qué crees que es el factor clave de esta evolución, ya que es una transición muy compleja entre el nivel cadete, junior y senior?

Velasco: "Esto sucedió porque el presidente Davarzani tenía una idea muy clara de lo que se tenía que hacer con el fin de empujar al equipo a un nivel superior. Tenían que cambiar muchas cosas acerca de su modo de pensar, formas de organización, las competencias internacionales y el entrenamiento. Sin embargo, uno debe encontrar una combinación de estos factores, así como la incorporación de otros ingredientes tales como tener mentalidad deportiva, y la mejora de la calidad y cantidad de la práctica. El desarrollo toma tiempo, el primer año en Irán fue muy difícil. Había muchas cuestiones que yo no conocía, pero luego el proceso se aceleró y creo que Irán seguirá mejorando".

P7: Argentina fue una de las sensaciones de la temporada 2011, pero no lo hizo tan bien en ek 2012 y 2013 ¿Crees que Argentina será capaz de sorprender a las potencias de este año? ¿Qué podemos esperar del equipo de la Liga Mundial y en el Campeonato Mundial de Voleibol Masculino de la FIVB?

Velasco: "Creo que Argentina tiene muchos puntos fuertes y débiles, ya que algunos de nosotros creemos que somos mejores de lo que somos antes de probar eso. Creo que tenemos jugadores muy interesantes, los jóvenes jugadores lo han hecho muy bien a nivel de cadetes y  junior. El establecimiento de metas muy altas antes de ver lo que es posible, y antes de generar logros, es sólo inútil. Será sólo nos causar confusión.

"Antes que empecemos a pensar superar a algunos opositores, debemos centrarnos en nuestras propias dificultades primero. Cuando empezamos a vencer a nuestros propios defectos, es cuando empezaremos a tener una mentalidad ganadora. Después de conseguir esa mentalidad ganadora, podemos enfrentarnos a los oponentes más fuertes y podemos ser capaces de ganarles.

"En primer lugar, debemos centrarnos en las habilidades individuales de los jugadores y su capacidad para corregir fallas técnicas en su juego, que podemos hacer después con el equipo. No podemos comenzar a establecer metas hasta que no producimos este salto cualitativo en nuestro juego. El objetivo que establecí para el 2014 no tiene mucho que ver con los resultados, pero con la posibilidad de desarrollar la capacidad de nuestros jóvenes jugadores. Mi objetivo es desarrollar a su mejor forma. Cada uno tiene que conseguir uno o dos defectos técnicos fijos, por lo que el equipo va a crecer rápidamente. Dependerá de nosotros si va a tomar más o menos tiempo para desarrollarse. 



 Language(s)
   English
   Spanish

 Additional links
   Download high-resolution photo
   FIVB home page
   Volleyball home page

LATEST NEWS

Latest headlines