The HeadquartersCorporate ProfileThe OrganisationFIVB Story
Volleyball StoryChronological HighlightsBeach Volleyball OriginsRulesFundamentals
CompetitionsCalendarWorld RankingsOfficial RulesOfficial FormsVolleyball Story
CompetitionsPlayer BiosWorld RankingsRulesFormsBeach Volleyball OriginsRefereeing
Volleyball Cooperation Programme (VCP)Development CentresTechnical e-libraryTechnical Video EvaluationU-VolleyInternational CooperationMini/School VolleyballPark Volley
Contact l RSS RSS Facebook Twitter YouTube l Login
NEWS

Clancy sueña con las playas de Río

 
A pesar de su juventud, Clancy ha acumulado un gran caudal de experiencia
 
Como a muchas deportistas de primera fila, a Taliqua Clancy le mueve el deseo de competir en los Juegos Olímpicos, el mismo que propulsa su rápido ascenso por la jerarquía del voleibol playa. La australiana, de 21 años, habla con VolleyWorld sobre el sueño olímpico y su pujante carrera.

El mundo de Taliqua Clancy, una jugadora considerada el futuro del voleibol playa australiano, está cambiando. La promesa está haciéndose realidad con igual celeridad que su reputación traspasa las fronteras de Australia y de la Confederación Asiática, gracias sobre todo a que su acertada asociación con una experta en los escenarios olímpicos, Louise Bawden, está causando sensación en el Circuito Mundial de Voleibol Playa de la FIVB.

La pareja se clasificó por primera vez para los octavos de final de un Gran Slam en Corrientes (Argentina) a finales de mayo, y para las semifinales de la Copa Mundial de la FIVB en Campinas (Brasil) a la semana siguiente. La compañera olímpica de Bawden, Becchara Palmer, decidió retirarse del deporte tras Londres 2012, pero Bawden quería más, sabía lo mucho que Clancy prometía y consideró que la joven se encontraba preparada para dar el salto de calidad.

“Tuve la gran suerte de que Lou [Bawden] deseara seguir adelante”, ha declarado Clancy. “Se me presentó una oportunidad única cuando ella decidió que quería jugar conmigo. Me sorprendió muchísimo que me lo pidiera, pero a la vez me llenó de entusiasmo porque comprendí que formaríamos una pareja poderosa”.

El deseo de jugar juntas no es lo único que las une. Ambas miden 184 cm de estatura, ambas son muy competitivas y ambas derrochan agresividad en sus partidos. “Nos gusta el juego físico. Diría que intimida a las rivales”, añadió Clancy.

“Lou me aporta un caudal de conocimientos que me sirven para mantenerme bien encarrilada. Hace falta conocer bien el juego para conseguir la regularidad y rendir bien, para saber cómo queremos jugar y el planteamiento que mejor nos funciona”.

Las australianas demostraron sus aptitudes a principios de 2013 cuando impusieron su autoridad en la competición nacional en 2013, donde ganaron las cinco rondas disputadas antes de poner rumbo al Circuito Mundial de este año. Cosechar experiencia en los escenarios mundiales constituye ahora su prioridad como pareja y en particular para Clancy, quien se ha fijado el objetivo de participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

“Desde siempre he querido participar en los Juegos”, explica. “De niña, los veía por la tele y sólo pensaba en ir. Me han encantado los deportes toda la vida, pero no sabía cuál elegir hasta que me enamoré del voleibol playa. Me gusta por las parejas que formas, por su fantástico ambiente y porque es muy competitivo”.

Clancy se inició en el voleibol muy joven, cuando empezó los estudios en el Centro de Enseñanza Secundaria del Estado de Kingaroy, a unos 210 km al noroeste de Brisbane. A los 16 años ya pertenecía a la Escuela Deportiva de Queensland y había dado los primeros pasos en esta disciplina. Desde allí, y con el apoyo incondicional de su madre, Shannon, se mudó con una beca al sur, al Instituto Australiano de los Deportes [AIS] de Adelaida. En el AIS se encontró bajo la supervisión del director deportivo del centro, Steve Tutton, quien la matriculó en un completísimo programa de formación técnica.

Ya en el segundo año como alumna del AIS, se colgó con Karley Hynes la medalla de bronce en los Campeonatos Mundiales Sub-19 de la FIVB 2010, celebrados en Oporto (Portugal), aunque el año decisivo para el futuro de su carrera y de sus aspiraciones olímpicas fue 2012. Emparejada con Mariafe Artacho del Solar, Clancy contribuyó a la clasificación de Natalie Cook para los quintos Juegos Olímpicos de esta jugadora, con una victoria sobre China en la final, disputada a equipo doble, de la Copa Continental de la AVC. A continuación, alcanzó el tercer puesto en el Campeonato Mundial Sub-21 de la FIVB en Halifax (Canadá).

“Jugamos en la Copa Continental y me pareció una experiencia increíble. Creo que el año pasado caí por fin en la cuenta: 'Esto es lo que quiero hacer y tengo que trabajar para conseguirlo', me dije. La calidad en esa competición es excelente y sólo puedes participar si te entregas a tope. Diría que he crecido, que empiezo a tomar iniciativas, a dar el paso por mí misma en lugar de esperar a que otros lo hagan por mí”.

“No quiero jugar a esto para acabar siendo una del montón, quiero que Lou y yo nos convirtamos en uno de los mejores equipos del circuito, que nos afiancemos en los primeros puestos de la clasificación. Tenemos mucho que aprender, pero formamos una buena pareja y somos muy competitivas. Podemos conseguirlo”.

RESEÑA BIOGRÁFICA
TALIQUA CLANCY

País: Australia
Años de internacional: 5 (debutó en 2009)
Posición: Bloqueadora
Estatura: 184 cm
Ciudad natal: Kingaroy, Queensland (Australia)
Fecha de nacimiento: 25/06/1992
Palmarés: Campeonatos Mundiales Juveniles de la FIVB 2010: bronce;
Campeonatos Mundiales Júnior de la FIVB 2012: bronce



 Language(s)
   English
   French
   Spanish
   Portuguese

 Additional links
   Download high-resolution photo

LATEST NEWS

Latest headlines