Desde el principio de la competición olímpica de voleibol, el
pabellón de Earls Court, de 15.000 localidades, se llenó de
aficionados entusiastas, deseosos de ampliar sus conocimientos
de voleibol o bien de conocer este deporte espectacular.
Personajes famosos, como Kobe Bryant o el primer ministro
de Rusia, Dmitry Medvedev, se mezclaron entre un público
procedente de todo el Reino Unido y el mundo entero, para
crear ese ambiente maravilloso que los jugadores tanto
agradecieron.
Es increíble, el voleibol no tiene tradición entre el público británico,
pero Earls Court está siempre a rebosar”, comentó una leyenda del
voleibol, el italiano Samuele Papi, poco después del comienzo de los
Juegos. “Es precioso jugar aquí”. Su compañero Emanuele Birarelli
añadió: “No me esperaba tantos espectadores. Se nota la diferencia
que crea un buen ambiente”. El colocador argentino Luciano De Cecco
declaró: “No estábamos preparados para toda la adrenalina que nos
inyectan los espectadores. El voleibol está consiguiendo algo muy
especial aquí en Londres”.
56
LA AFICIÓN
Kobe Bryant, el astro del baloncesto de Estados Unidos, concentrado en el
juego en Earls Court
El voleibol está consiguiendo
algomuy especial en Londres”