Aunque la aguerrida campaña de las coreanas en la competición
olímpica de voleibol terminó en decepción, la consolación llegó
en forma de importantes premios individuales. Su jugadora
estrella, Kim Yeon-Koung, se proclamó máxima anotadora (y con
diferencia) y Jugadora Más Valiosa, un galardón sin precedentes
en el caso de una integrante de un equipo que no ha pasado de la
cuarta posición en el podio.
Con su cuenta particular de 207 anotaciones, Kim aventajó en 46 puntos
a la segunda de la tabla, la estadounidense Destinee Hooker. Además,
su gran competencia en todas las parcelas del juego quedó reflejada en
las posiciones impresionantes que alcanzó en las clasificaciones de las
diferentes técnicas: en remates quedó 3ª, en bloqueos 13ª, en saques 7ª,
en defensas bajas 14ª, en colocaciones 25ª y en recepciones 9ª.
La gran mayoría de expertos considera a esta Heroína de la FIVB, de
24
años, la atacante más peligrosa del voleibol femenino. Después de
haber anotado 63 puntos en sus dos primeros partidos en Londres 2012
(
contra Estados Unidos y Serbia), le preguntaron cuál había sido su mejor
puntuación en un único encuentro.
Me preocupa más ser una jugadora completa”, respondió. “No presto
demasiada atención al total de puntos; me concentro en ganar. Puede
que 35 con la selección nacional, y quizás 40 o más en la liga coreana.
No me acuerdo exactamente”.
Un periodista, después de asegurar que la jugadora coreana estaba
considerada la mejor atacante del mundo, le preguntó a quién
consideraba segunda en esa lista. “Sinceramente, no sabría mencionar
a nadie en particular, pero en las fotos de esta sala hay un montón de
gente muy buena”, respondió Kim, mirando las paredes del salón de la
FIVB en Earls Court.
No quiero entrar en eso. Tenemos jugadoras excelentes en este mundo.
Lo que quiero es copiar lo bueno y aprender de las mejores. Por ejemplo,
me gusta el juego de Logan Tom (EE UU); pero no es la única, también
me fijo en otras”.
A Kim se la conoce como “la Gamova asiática” por su parecido en
estatura y habilidad con la altísima rusa Ekaterina Gamova. “Bueno,
me alegra mucho oírlo, pero deseo que me consideren una jugadora
completa antes que ofensiva. Yo sigo trabajando para pulir mi juego en
general”, declaró.
Kim, el orgullo de Corea
AVC
46
Kim Yeon-Koung, se proclamó máxima anotadora
(
con diferencia) y Jugadora Más Valiosa, un galardón
sin precedentes en el caso de una integrante de un
equipo clasificado en cuarta posición