Jizhong Wei
Presidente de la FIVB
Los Juegos Olímpicos, el mayor
escaparate para nuestro deporte
En mi último editorial para
VolleyWorld
,
me gustaría reflexionar
sobre el éxito del voleibol en los Juegos Olímpicos.
Deseaba fervientemente que los Juegos de la XXX Olimpiada brindaran
al voleibol y al voleibol playa el escenario más soberbio, para que el
mundo entero viera la grandeza de estos deportes y la inmensa alegría
y satisfacción que proporcionan. Y así ha sido.
En estas páginas pueden enterarse de todo lo que deseen saber
sobre la impresionante competición de voleibol en Earls Court, como
complemento al número de
VolleyWorld
anterior, que repasaba el
torneo de voleibol playa olímpico en Horse Guards Parade.
Los Juegos Olímpicos ofrecieron el escaparate perfecto para exhibir
los logros que ha alcanzado la FIVB en el desarrollo de este deporte
en los últimos cuatro años, con la ayuda de nuestras federaciones,
confederaciones y Junta Directiva. Podemos alegrarnos de lo que
hemos conseguido juntos, a través de iniciativas como la Copa
Continental, la clasificación para la Liga Mundial, el Fondo de
Desarrollo y la campaña Héroes.
En Londres, nos llenaron de orgullo nuestros atletas de élite, nuestros
Héroes, quienes no tuvieron nada que envidiar al resto de participantes
en los Juegos. Nos enorgullecimos igualmente de aquellos que
compitieron por primera vez. Vimos diferentes países en los podios,
y nuevas naciones entre los competidores, fiel reflejo de la creciente
universalidad de nuestro deporte.
La selección femenina de Turquía, con la emblemática
Neslihan Darnel a la cabeza, representó a una de las muchas
federaciones miembros de la FIVB que participaron por vez
primera en los Juegos Olímpicos. Por otro lado, nada habría
sido posible sin los voluntarios (recuadro)
Ha sido todo un privilegio llevar nuestra disciplina al corazón de una
nación con tanta historia deportiva como la británica. Aunque el
voleibol y el voleibol playa no contaban con muchos seguidores en el
país, para nuestra sorpresa las gradas estuvieron siempre llenas. Deseo
aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a los espectadores que
vinieron a animar a nuestros jugadores, y sobre todo a los voluntarios.
Este es el legado más importante de Londres 2012.
También quiero agradecer a toda la comunidad del voleibol el apoyo
y el aliento que me ha brindado a mí personalmente en los últimos
cuatro años. El éxito de nuestro deporte en los Juegos Olímpicos
de Londres 2012 refleja fielmente todo lo que hemos conseguido
juntos. Estoy convencido de que les dejo una plataforma firme sobre
la que continuar con el desarrollo del voleibol y del voleibol playa en
el mundo entero.
Me despido de todos con mis mejores deseos para el futuro.
El éxito de nuestro deporte en
los Juegos Olímpicos de Londres
2012
refleja fielmente todo lo
que hemos conseguido juntos
EDITORIAL
2