32
REPASO A LA COMPETICIÓN OLÍMPICA MASCULINA
La clave del triunfo de Rusia fue el cambio táctico que introdujo el
seleccionador Alekno en el tercer set, cuando colocó al máximo
anotador del torneo, Maxim Mikhaylov, en el puesto de rematador
por zona 4, y a Muserskiy de opuesto. Muserskiy acabó anotando 31
puntos, un récord para una final olímpica. “Íbamos perdiendo por 2-0,
y era nuestra última oportunidad. El equipo confió en mí y la apuesta
salió bien”, declaró Muserskiy, un gigantón de 2,18 m de estatura.
Italia quedó tercera tras una victoria por 3-1 (25-19, 23-25, 25-22, 25-
20)
en el partido contra la gran sorpresa de la competición, la selección
búlgara de Vladimir Nikolov, que había llegado al partido en busca de
su primera medalla olímpica desde 1980. Pero el equipo de Mauro
Berruto desbarató sus esperanzas con una actuación sobresaliente de
Cristian Savani, cuyos 23 puntos incluyeron siete de saque directo.
Ningún equipo había remontado jamás dos sets para colgarse
la medalla de oro en el voleibol olímpico masculino, pero
Rusia desbarató las estadísticas al triunfar en una final épica
y apasionante en Londres 2012. Ante 14.500 espectadores
embelesados en Earls Court, los hombres de Vladimir Alekno se
impusieron a Brasil, al salvar dos puntos de partido en el tercer set
para adjudicarse el encuentro por 19-25, 20-25, 29-27, 25-22, 15-9.
Se trataba del primer oro olímpico para Rusia desde 1980. Brasil
tuvo que conformarse con la plata tras una contienda que dejó al
seleccionador Bernardo Rezende sin palabras. “Este partido no tiene
explicación”, comentó a sus hombres. Pese a la participación del
Jugador Más Valioso del torneo, Murilo Endres, Brasil perdió ante un
rival al que había vencido por 3-0 doce días antes.
Buenos Juegos para Europa