pasada estuvimos en Letonia, y allí también tienen aficionados
muy entregados, pero esto lo supera todo. El ambiente durante el
encuentro ha sido atronador y ha animado enormemente al rival.
Es divertido jugar con tanta gente gritando a la vez. Te acelera el
pulso”.
Por lo que parece, al canadiense Chaim Schalk le gusta jugar
en Polonia
Creo que mañana se repartirán tres medallas, y queremos una;
a ser posible, la más brillante: la de oro”.
El alemán Jonathan
Erdmann aspira a lo más alto tras alcanzar las semifinales
Es increíble. Todavía no puedo creerme que, después del último
saque, la recepción volara por encima de la red y mi compañero
sentenciara. Miré al árbitro y vi cómo apuntaba con el brazo en
nuestra dirección. Sigo sin creérmelo”.
Alexander Brouwer, en el
país de las maravillas tras clasificarse para la gran final
Este gorro es de una región de Brasil. En 2011, mi padre me
dijo que tenía que llevarlo a todas partes. Ahora me lo pongo
porque me recuerda mi país y porque me lo ordenó mi padre”.
El
brasileño Álvaro Filho habla del sombrero que se colocó para
la ceremonia de entrega de medallas
En Noruega nos habíamos preparado para pasar frío, pero resulta
que no hemos bajado de los 30 grados en dos semanas. Habíamos
estado allí en otras cinco ocasiones, y siempre había llovido y había
hecho un frío tremendo. Como llegamos con pantalones largos y
jerséis, tuvimos que ir de compras y nos gastamos un dineral”.
La
austríaca Doris Schwaiger se olvidó de consultar al hombre del
tiempo
He llevado bigote dos veces en toda mi vida, y en las dos he ganado
un torneo. Una de ellas fue en Polonia y la otra en Brasil en 2008. De
manera que, como se trataba de una ocasión importante, por qué no
usar también esa baza”.
El brasileño Pedro Salgado explica las
razones de su aspecto
Habríamos preferido enfrentarnos a ellos en semifinales o en la final,
pero el sorteo no nos deparó precisamente un regalo el Día de la
Independencia”.
Phil Dalhausser, de Estados Unidos, se lamenta
del resultado del sorteo de las eliminatorias, celebrado el 4
de julio, que lo emparejó, junto a Sean Rosenthal, con sus
paisanos Casey Patterson y Jacob Gibb
Los aficionados polacos son muy apasionados. Es una de las
aficiones más enardecidas que nos hemos encontrado. La semana
Chaim Schalk Pedro Salgado
Phil Dalhausser
17