la vuelta al marcador hasta hacerse con su propio punto de partido.
Borger y Büthe no estaban dispuestas a claudicar fácilmente y
defendieron cinco. Las chinas, no obstante, se adjudicaron el sexto
y añadieron la medalla de oro de los Campeonatos Mundiales a un
palmarés en el que figuran dos bronces conquistados en Roma 2011
y en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.
No conocíamos bien al equipo alemán”, declaró Zhang Xi. “Era la
primera vez que nos enfrentábamos a ellas y tuvimos que estudiar
su juego. Al final, el partido estuvo muy igualado. Creo que nos
crecimos mentalmente”.
Los holandeses Alexander Brouwer y Robert Meeuwsen desafiaron todos
los pronósticos para subir a lo más alto del podio en la competición
masculina
Chen Xue y Zhang Xi se convirtieron en las primeras representantes de
China que conquistan el oro del Campeonato Mundial
No sabíamos si jugaríamos bien [en la final], porque nuestros
primeros partidos dejaron mucho que desear”, dijo Xue después de
la victoria. “Pero mejoramos paso a paso durante el certamen”.
En la final, Karla Borger y Britta Büthe, quienes también perseguían
su primer título mundial, plantaron cara a Xue y Zhang Xi con más
peligro que ningún otro equipo en las rondas eliminatorias. De hecho,
Borger y Büthe tuvieron en su mano el primer punto de partido,
pero, conforme avanzaba el encuentro y los 9.000 espectadores
enloquecían, la adrenalina subía y la presión se intensificaba, las
chinas supieron mantener la sangre fría para salvar el escollo y dar
11