F I V B  FEDERATION INTERNATIONALE DE VOLLEYBALL
PRESS RELEASE 10.07.2003

Back

Bulgaria le ganó el duelo a Rusia en vital partido

Madrid, 10 de julio, 2003- Rusia y Bulgaria sacaron sus grandes pistolas para un temprano duelo en la mañana del tercer día de preliminares en la final de la Liga Mundial de $15 Millones de la FIVB en un partido que Rusia tenía que ganar para avanzar a las semifinales de esta competencia anual élite de voleibol para hombres. Pero Bulgaria, un inmensamente poderoso y talentoso bando, contuvo los nervios contra un rival tradicional y capturó una inesperada victoria 3-1 (18-25, 25-23, 25-18, 25-22) para enviar a casa a los defensores del título. El año pasado Rusia casi fue sacado en las preliminares, pero luego procedieron a tomar el título contra los anfitriones de Brasil. “No jugamos bien hoy, ni ayer ni el día antes. No sé por qué,” dijo Pavel Amarov, de Rusia. Su coach, Guennade Chipouline prometió “cambiar algunos en la escuadra de 12 para el campeonato europeo”. Mientras tanto, Bulgaria celebró con su capitán Nikolay Ivanov diciendo después del partido: “Con nuestra presente forma hemos demostrado que podemos jugar buen voleibol contra los mejores equipos en el mundo.” Rusia comenzó fuertemente y avanzó con poder en el primer set 25-18 contra los búlgaros, que vinieron a las finales con la intimidante tarea de enfrentarse a Brasil, Rusia e Italia, los “Tres Grandes” del voleibol, en la primera ronda. Bulgaria entonces se restregó el sueño de sus ojos en el segundo set y niveló 7-7. Ellos extendieron eso a 13-11 preparando un enfrentamiento entre Sergey Baranov (208cm), de Rusia, y Evgeni Ivanov (210cm) de Bukgaria, mientras sus acomodadores Nikolay Ivanov, de Bulgaria, y Vadim Khamouttkikh por Rusia, quienes, para deleite del público bailaron la danza de los acomodadores superiores. Con los dos Ivanov en el bloqueo, los frescos búlgaros entonces frenaron a Rusia para nivelar a 16 por bando, resistieron en 19 iguales y extendieron a 21-19. Rusia se mantuvo cerca pero para llegar al punto de set Hirsto Tsvetanov, de Bulgaria, levitó frente a la malla y produjo un imparable misil hacia la cancha rusa. Segundos más tarde repitió el disparo para empatar el score de los sets y provocar una euforia entre los fanáticos búlgaros en las graderías. Una temprana ventaja de tres puntos en el tercer set le puso fuego a los vientres búlgaros. Tsvetanov estuvo en tremenda forma, ayudando a Bulgaria a tomar una ventaja de 14-10 mientras el coach ruso Chipouline comenzaba a dar toques nerviosos con su zapato. Entonces Baranov sirvió a la malla, Bulgaria se fue al frente 20-13 y de ahí partieron, con superior poder de fuego, para cerrar 25-18. En el vital cuarto set los dos lados estuvieron nivelados a 11. Rusia se fue al frente 16-15 y de nuevo igualaron a 21. Rusia resistió un punto de partido pero Bulgaria ganó el día y los titulares fueron eliminados. Matey Kaziyski fue el mejor anotador del partido, impulsando 19 puntos con 17 ataques y dos bloqueos. Semen Poltavsky fue el mejor de Rusia con 14 puntos de ataque. Grecia se mide a Serbia y Montenegro en el siguiente match.


Back